La alcaldesa Tere Jiménez Esquivel aseveró que una vida libre de violencia no sólo debe ser una aspiración sino una realidad para todas las mujeres, sin embargo el 66% de las mujeres mexicanas mayores de 15 años de edad han sufrido al menos un incidente sea de tipo emocional, económico, físico, sexual o discriminación a lo largo de su vida.

Hoy en día, el estado de Aguascalientes es el cuarto lugar nacional en violencia de género y se debe trabajar fuerte para revertir esas cifras y en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, el Gobierno capitalino ratifica como prioridad la seguridad de los habitantes de la capital.

Por esta razón se ha habilitado una unidad especializada para atender a los llamados por violencia contra las mujeres que se reciben en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, la policía de atención de género, la policía rosa, que es un grupo de 40 elementos que han sido capacitados en este tema de manera ética y profesional de la detención, atención y prevención de la violencia femenina.

Mediante un videomensaje en redes sociales, la presidenta municipal refrendó su compromiso de luchar a favor de las mujeres en coordinación con las distintas instancias; es tiempo de hacer un llamado a trabajar unidos por un Aguascalientes más seguro, igualitario, libre de discriminación y de cualquier tipo de violencia.

Ante este panorama es importante fomentar una cultura de paz y respeto entre la población y dijo que desde el inicio de su gestión ha trabajado en diversos programas de respeto a los derechos de las mujeres y niñas, su empoderamiento e independencia económica.

De la mano con el grupo policial se han formado redes comunitarias para la prevención de la violencia familiar y de género denominada “Agentes Rosas”, quienes colaborarán para identificar y atender cualquier tipo de violencia y favorecer un entorno armónico y seguro para todas.

Finalmente, la alcaldesa Tere Jiménez recalcó que de una manera permanente se trabajará y se unirán voluntades por una vida libre de violencia, para un futuro brillante y optimista para mujeres y niñas.