Satisfechas se dijeron las asociaciones feministas luego de que no pasó la iniciativa que buscaba modificar los artículos 2º y 4º de la Constitución Política local para la protección de la vida “desde la fecundación hasta la muerte natural”. Al respecto, la coordinadora del Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes, Mariana Ávila Montejano, puntualizó que mantendrán la exigencia hacia los legisladores locales, para que se haga un trabajo de calidad, bien informado y sobre todo de análisis.
Tras conocer el resultado de la votación, Ávila Montejano comentó a El Heraldo que su organización aplaude que no haya avanzado esta reforma, la cual calificó como retrógrada. “Hoy estamos festejando que no pasó esta ley y que no nos sumamos a los 20 estados que están blindando el tema de los derechos sexuales y reproductivos en el país; estamos muy contentos y contentas y vamos a seguir en la lucha”.
Asimismo, dijo que el Observatorio de Violencia Social y de Género está acompañando todos estos procesos en el tema de Derechos Humanos junto con otras organizaciones, al tiempo de reconocer que falta trabajar mucho en el tema de acceso a la información. En ese sentido, lamentó que el método de votación elegido por los diputados hacia esta iniciativa de reforma haya sido en secreto, el cual viola el principio de Parlamento Abierto.
Sobre el trabajo que seguirán las organizaciones de la sociedad civil en cuanto a este tema, indicó que seguirán pugnando por el acceso a los derechos de las mujeres y de todas las personas, así como exigir un trabajo legislativo responsable. “Esto es apenas el inicio, sabemos que este tipo de propuestas legislativas, más que ayudar a una sociedad, que tiene fuertes problemas de violencia, lo que hace es generar contextos de violencia y polarizar. Hoy un grupo de Aguascalientes está muy lastimado, sin embargo, consideramos que el no dar un paso atrás en nuestros derechos es fundamental”.