Va para largo la modernización del transporte público. Actualmente, de las 700 unidades de camiones urbanos, 300 circulan fuera de norma, es decir que el 43% cuentan con una antigüedad superior a la permitida.

En cuanto a los taxis, de las 4 mil 198 unidades, 556 son obsoletas y representan el 13%; de las 443 combis, 32 circulan en la ilegalidad, es decir, el 7%; en cuanto al transporte suburbano, de las 34 unidades, 23 están fuera de norma y representan el 68%

De las 471 unidades de transporte de personal, 121 están fuera de norma (26%); de las 65 unidades de transporte escolar, rebasan la antigüedad establecida 21, esto es, el 32%.

De las 44 unidades de transporte de carga ligera, 17 no cumplen con la norma y representan el 39%.

De acuerdo al Código de Ordenamiento Territorial, Desarrollo Urbano y Vivienda para el Estado, se prevén multas de 20 a 100 días de salario mínimo, a los titulares de concesiones, permisos o autorizaciones, que en la prestación de este servicio exceden la antigüedad máxima permitida o que se encuentren en malas condiciones mecánicas, físicas o de operación.

Además de la sanción económica, las unidades deben ser retiradas de la circulación, lo que no sucede.

Los camiones urbanos sólo pueden circular con una antigüedad de hasta 10 años; los taxis, de hasta seis años; las unidades de carga ligera tienen un tope de 15 años y las combis, 10 años de antigüedad.

De acuerdo al Artículo 1048, son obligaciones de los concesionarios prestar el servicio de manera uniforme, continua y eficiente. Deben sujetarse a los itinerarios, horarios, coberturas geográficas, tarifas, sitios, terminales, frecuencias del servicio, especificaciones de las unidades y de sus equipos en lo que se refiere a las condiciones de comodidad, higiene y seguridad. Se supone que los vehículos deben contar con los equipos, sistemas, dispositivos y demás accesorios necesarios.

En el papel, los concesionarios están obligados a vigilar que sus conductores y personal relacionado con el servicio que presta, cumpla con las disposiciones legales en materia de vialidad y transporte. Deberán portar en lugar visible en sus unidades un tarjetón de identificación expedido por la autoridad competente, con la finalidad de contar con un formato que reúna los elementos gráficos y de escritura legibles al usuario para la identificación plena del operador.