Aguascalientes sigue siendo atractivo para la llegada de inversiones foráneas, tanto nacionales como internacionales, por inercia, pues no se les da nada para convencerlas.
Así lo señaló el presidente del Grupo de Industriales de Aguascalientes, Salvador Alcalá Alba, al referir que los imanes de la entidad siguen siendo, como hace muchos años, la seguridad y laboriosidad de su gente buena, que no hay huelgas constantemente e infraestructura suficiente.
Sin embargo, a todas esas inversiones es importante garantizarles que hay esfuerzos por erradicar los robos que sufre la entidad en todos sus ámbitos, tanto a negocios como a domicilios y tantas acciones que, sin ser grandes delitos, “sí nos quitan la tranquilidad a todos”, agregó.
En entrevista, consideró que Aguascalientes mantiene una inercia de años que ha permitido no modificar el estado de movimiento económico que se generó para esta entidad, como punto ideal para la productividad.
“Hay entidades circunvecinas que ofrecen mil cosas para jalar empresas hacia sus territorios y a veces ni así lo logran, y en cambio aquí no hay necesidad de ello por la ponderación de otros factores importantes, por lo que hay que cuidarlos para seguir por buen rumbo”, añadió.
Alcalá Alba destacó que la entidad se mantiene en el espectro nacional como un estado atractivo, y prueba de ello son los anuncios que constantemente se hacen sobre nuevas inversiones en diferentes áreas de la producción.
“Son valores conquistados que deben cuidarse, porque existen factores externos que rondan al estado y a su seguridad y que definitivamente sí pueden incidir para mal en el desarrollo económico”.
Finalmente, consideró que una vez que los nuevos escenarios políticos a nivel nacional se consoliden y marquen rumbo, se retomarán diversas intenciones de inversión y es importante que Aguascalientes siga marcando pauta en la atracción de las mismas.