El director del Centro de Integración Juvenil, Mario García Martínez informó que el IMSS e ISSSTE han comenzado a enviar a pacientes que requieren una atención y tratamiento en materia de sustancias psicoactivas como la droga, el alcohol y tabaco, y hasta el momento suman alrededor 60 personas canalizadas por primera vez.
Y estos pacientes se relacionan con el consumo de la marihuana, las metanfetaminas, el alcohol y el tabaco, detalló. Por parte del ISSEA, dijo que sus pacientes son canalizados a sus Centros de Atención Primaria en Adicciones (CAPA), pero cuando la gente no se acomoda a sus horarios, se envían al CIJ.
También se han estado enviando pacientes que traen una situacion emocional o mental para que el Centro de Integración Juvenil haga la intervención primaria y si es necesario sea canalizado a otras instancias especializadas.
Asimismo, informó que el CIJ trabaja en este momento en apuntalar el programa Reintegra, ya que la gente que requiere de un apoyo le resulta más fácil acudir presencialmente, en lugar de aceptar una atención por medios virtuales, ya que no cuentan con servicio de datos móviles en sus teléfonos.
Por esa razón las personas no acuden a sus entrevistas iniciales, y cuando lo hacen se ha observado que los pacientes requieren de la presencia física del terapeuta para que se genere ese acompañamiento humano en ese proceso denominado tratamiento.
Ante ello, el Centro de Integración Juvenil ha estado trabajando en el diseño de estrategias novedosas para hacer prevención online, aunque siempre resultará mejor lo presencial, pero por el momento hay que adaptarse a lo permitido hasta ahora.
Indicó que el CIJ todavía continua trabajando de manera virtual, al ser una institución que funciona en todo el país, y Aguascalientes no puede gobernarse de modo local, ya que este organismo se mueve como uno a nivel federal, y ahí aplica la estrategia del semáforo epidemiológico que marca mayores restricciones, en función a lo que se vive en los diversos estados.
También comentó que la tecnología tiene sus ventajas y han llegado para quedarse, seguirán utilizándose una vez que se regrese a la normalidad de la atención física, y esto favorecerá tambien a llegar a más público, en materia de prevención.