Por cuestiones de sequía o para la comercialización de carne y leche, en estos tiempos de contingencia sanitaria por el COVID-19, la Unión Ganadera Regional Hidrocálida registra la movilización semanal de aproximadamente tres mil cabezas de ganado bovino por el estado de Aguascalientes, ajustándose a la normatividad vigente.
José de Jesús Guzmán de Alba, presidente de la UGRH, señaló que actualmente sus oficinas trabajan con todas las medidas sanitarias recomendadas para emitir diariamente las guías de tránsito y los certificados sanitarios para movilizar el ganado a los espacios adecuados con disponibilidad de agua o bien hacia los rastros para que puedan salir a venta la carne.
En entrevista con El Heraldo, el dirigente gremial señaló que los ganaderos acuden a las oficinas de la UGRH para recoger los documentos físicos, en este momento se emiten un promedio de 50 certificados sanitarios por semana y otras 300 guías de tránsito, es decir la movilización interna dentro del estado y regularmente lo hace el propio dueño, siempre y cuando corresponda a la zona B.
En el caso del ganado ubicado en la Zona A, que se permite sea exportado, los ganaderos deben tramitar invariablemente la guía electrónica de movilización (REMMO), y ésta se genera cuando los animales salen del estado de Aguascalientes o bien se encaminan a los rastros. Aquí se presentan unos 50 casos semanales.