El sector pecuario en la entidad enfrenta un comprometido panorama, debido a la falta de lluvias regulares que, de no mejorar durante agosto y septiembre, pudieran ocasionar problemas en la producción de carne y leche, advirtió el presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, Juan Pablo Franco.
El líder de los ganaderos precisó que actualmente los productores de leche y carne han tenido que lidiar con la escasez de agua, al indicar que las precipitaciones registradas a lo largo de la presente temporada no han contribuido para mejorar las condiciones en los potreros y bordos, los cuales en promedio mantienen niveles bajos en la captación de agua.
Juan Pablo Franco reconoció que a lo largo del año, el hato ganadero ha ido disminuyendo, luego de que la situación en el campo no mejora, puesto que no hay pasto suficiente para alimentar al ganado.
El presidente de la UGRA señaló que recientemente habían logrado mantener comunicación con las autoridades para que se activara el Plan de Contingencias, sin embargo, las pocas lluvias registradas en el pasado mes terminaron por frenaron los avances de las negociaciones, por lo que pidió que la propuesta de los productores sea revalorada.
Estimó que, en caso de que continúen las lluvias irregulares en la entidad durante el presente y el próximo mes, el hato ganadero puede disminuir hasta en un 40%, lo que implicaría encarecimiento en los productos para el consumidor final, además de comprometerse también la producción de leche.
«Si empieza a llover ahorita en agosto todavía te pueden salvar el año, de lo contrario, se complicaría mucho la situación y estaríamos enfrentando una crisis para el sector ganadero», sentenció.