La crisis que viene registrando el sector automotriz en los últimos meses a consecuencia de la falta de componentes como fue en un principio los chips, se está agudizando luego de que la carestía de otros insumos se está dando al por mayor, por lo cual las empresas relacionadas al mencionado sector están operando a no más del 60% de su capacidad.
Rogelio Padilla, secretario del sector automotriz de la CTM, reconoció que lo anterior ha provocado incluso que empresas trasnacionales instaladas con no más de dos años en la entidad, se estén declarando en bancarrota al no poder enfrentar la compleja situación.
Indicó que en su momento con la intención de subsistir accedieron a créditos bancarios los cuales han sido difíciles de cubrir por lo que están condenadas a desaparecer.
Detalló que las secuelas del conflicto bélico internacional, ha desencadenado problemas como desabasto de acero y escasez de aluminio que son materias primas fundamentales para el sector.
Debido a que el rubro automotriz se encuentra trabajando por debajo de su capacidad, y derivado de los paros técnicos que han sido constantes a lo largo del presente año, reconoció también ha comenzado a registrarse rotación importante de personal en empresas importantes como Nissan o Compas, para incorporarse a otras empresas donde incluso el sueldo y prestaciones son inferiores, pero con la diferencia de que son menos paros técnicos los presentados.
Incluso durante el próximo mes a consecuencia del cambio de modelo que se llevará a cabo en Nissan se prevén paros técnicos hasta por diez días, sumando ocho días más en el presente mes. Lamentablemente dijo, la situación difícilmente cambiará a lo largo del año.
“Se está generando un desajuste en el ámbito financiero en virtud de que las empresas no están ganando lo que en un momento estaba presupuestado también para tener los recursos y el flujo suficiente para enfrentar los costos que genera también la misma producción, tenemos empresas de nueva creación que se instalaron en el 2020 que hoy en día no han facturado un solo dólar entonces se imaginan la situación crítica con la que atraviesan estas empresas, una de ellas ya quebró y tiró la toalla”, indicó.

¡Participa con tu opinión!