Hoy Viernes Santo pongamos una pequeña cruz en la puerta de las casas, en señal de que nos unimos al dolor de Jesús; además, hoy obliga el ayuno, la abstinencia, pues es viernes de silencio, de dolor y de muerte. Hay que recorrer simbólicamente las 14 estaciones en familia, recomendó el administrador diocesano, Pbro. Gabriel Rodríguez Campos.

“Sabemos que hoy Jesús llega al sacrificio pleno y a la entrega completa, pero no es suficiente experimentar sentimientos de compasión, hay que tomar la cruz con Jesús, hay que subir la cuesta del Calvario”, señaló en alusión a que amar al prójimo implica ser solidarios con el que menos tiene y ser compasivos.

Comentó que hay muchos sinsentidos en la vida, hay también muchas víctimas que requieren liberación, esperanza y salvación; “podemos ofrecerles esperanza, brindarles nuestra ayuda en la medida de nuestras posibilidades”.

Cada Viernes Santo, además de las celebraciones multitudinarias del Viacrucis, que por la pandemia no pueden realizarse en forma presencial, hay que apoyarnos de la tecnología para ver a la distancia este importante rito.

No olvidemos reflexionar el significado del Viacrucis, de cada estación, de cada episodio doloroso que vivió Jesús, con destino a su crucifixión.

La Primera Estación se refiere a que Jesús es condenado a muerte; Segunda, Jesús carga la cruz; Tercera, Jesús cae por primera vez; Cuarta, Jesús encuentra a su madre María; Quinta, Simón el Cirineo ayuda a Jesús a llevar la cruz; Sexta, Verónica limpia el rostro de Jesús; Séptima, Jesús cae por segunda vez.

Octava Estación, Jesús encuentra a las mujeres de Jerusalén; Novena, Jesús cae por tercera vez; Décima, Jesús es despojado de sus vestiduras; Undécima, Jesús es clavado en la cruz; Duodécima, Jesús muere en la cruz; Decimotercera, Jesús es descendido de la cruz y puesto en brazos de su madre; Decimocuarta, Jesús es sepultado.

“Mantengámonos firmes en nuestra profesión de fe; la Cruz en la que hoy abre sus brazos extendidos, nos llama a participar de su misma vida y a alcanzar la plena liberación”.
Este Viernes Santo es un día especial para compartir la entrega y el amor de Jesús.