Proteger a los perros del calor no es sólo una cuestión de bienestar, sino una responsabilidad que todo dueño debe asumir con seriedad, afirmó Claudia Edwards Patiño, directora de programas en Humane Society International México. Resaltó la importancia de proteger a las mascotas de las altas temperaturas, un periodo particularmente crítico para su salud.
La especialista subrayó que la hidratación es esencial para los perros, por lo que es importante colocar recipientes de agua fresca por la casa. «Deben ser de buen tamaño y profundidad, con agua fresca y limpia. Si es necesario, agregar hielos para que se mantenga fría por más tiempo y cambiarla al menos dos veces al día».
Apuntó que uno de los errores más comunes que cometen los dueños de mascotas es sacar a pasear a sus perros durante las horas más calurosas del día, por lo que aconsejó restringir las salidas en esos momentos y optar por paseos temprano en la mañana o por la noche. «Las altas temperaturas pueden causar quemaduras en los cojinetes de las patas, daños en la piel e incluso golpes de calor”.
Indicó que dejar a un perro en un vehículo o espacio pequeño y mal ventilado puede ser fatal, por lo que enfatizó que los perros nunca deben quedarse en el coche, transportadoras pequeñas o habitaciones calurosas. Para garantizar que el ambiente en casa sea adecuado, sugirió mantener las ventanas abiertas para que el aire circule y usar ventiladores o aire acondicionado.
Aunque puede parecer una buena idea vestir a los perros con ropa para protegerlos del sol, en realidad esto puede ser contraproducente. La especialista advirtió que las prendas pueden aumentar la temperatura corporal del perro y provocar dermatitis u otras lesiones en la piel.
Finalmente, dijo que es crucial saber reconocer los signos de un golpe de calor en los perros para actuar de inmediato. Entre los síntomas más comunes destacan nerviosismo, jadeo o salivación excesiva, temblores, tambaleo, vómitos y encías y lengua azuladas, entre otros.