Uno de los momentos más esperados en España llegó este domingo con el primer encierro de la Feria de San Fermín, donde se congregó una gran cantidad de corredores para vivir esta experiencia, una de las tradiciones más importantes de esta festividad.
Los toros de la ganadería La Palmosilla fueron los protagonistas de este encierro, que duró poco más de cuatro minutos con varios corredores evadiendo a los astados y elevando sus niveles de adrenalina al máximo. Afortunadamente, no se reportaron heridos de gravedad durante el encierro.
En total, siete personas fueron trasladadas al hospital por golpes o percances, destacando un aficionado que recibió una cornada en el paladar, aunque no fue una situación grave. Considerando la respuesta de la afición y el saldo blanco, se consideró todo un éxito este encierro.
Por la tarde, se celebró la primera corrida de toros y tercer festejo de la feria, que tuvo un sabor agridulce. Diego Urdiales, Fernando Adrián y Borja Jiménez fueron los encargados de encender las emociones en el ruedo, con Fernando Adrián sumando una oreja, mientras que Diego Urdiales no tuvo mucha suerte.
El momento estelar de la tarde lo protagonizó Borja Jiménez con el sexto toro, realizando una faena completa que, de acertar con la espada, le habría dado la victoria. Aunque logró una buena estocada, también recibió un fuerte impacto en el muslo que le provocó una herida importante.
Borja Jiménez obtuvo las dos orejas del cierre de plaza, llevándose el triunfo en esta primera corrida. Sin embargo, debido a la herida en el muslo, fue llevado directamente al quirófano y se reporta como grave, a la espera de actualizaciones sobre su salud.