Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Si la población hizo caso omiso al llamado de no hacer reuniones por las festividades decembrinas, los efectos se verán en 15 días, advirtió Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.
«El periodo de incubación del virus Sars-Cov-2, el periodo medio es de seis a siete días y el periodo de incubación es el tiempo transcurrido entre que recibo el virus y empiezo a presentar los síntomas; generalmente a nivel poblacional dos periodos de incubación son ya manifiestos en la curva epidémica», explicó.
Por la mañana, Zoé Robledo, titular del IMSS, aseguró que preocupa mucho la cena de nochebuena porque esos pacientes se verían en la siguiente semana.
«(La) vinculación de crecimiento a las fiestas patrias es un fenómeno que también se observó en mayo, con el 10 de mayo, el Día de la Madre, y que también se observó en los últimos días de octubre y los primeros de noviembre, no tanto vinculado, creo yo, a las fiestas del Día de Muertos, sino a las fiestas del Día de Brujas, que algunos lo celebran y que hubo mucha difusión (…) se observó posteriormente un incremento en los contagios y entonces en la hospitalización».
Advirtió que en el País las familias son numerosas, por lo que insistió en festejar sólo con las personas con las que viven.
«Si viven cinco personas en una casa, pues con esas cinco personas es con quienes se debe celebrar. No recibir una invitación significa no moverse del lugar en donde uno pernocta, para ponerlo un poquito más claro».
En México ya se registran 120 mil 311 muertes por Covid-19 y la epidemia activa asciende a 87 mil 935 casos, además de que máximo histórico de ocupación hospitalaria ya fue rebasado en un 0.4 por ciento ante el repunte actual.
Es decir, actualmente hay 18 mil 301 personas hospitalizadas contra los 18 mil 223 que se habían registrado como el máximo alcanzado.
«Ya rebasamos esa ocupación máxima», advirtió Ruy López Ridaura, titular del Centro de Programas Preventivos y Control de Enfermedades
Indicó que en el Valle de México la ocupación hospitalaria alcanzó 85 por ciento y 78 por ciento en la Ciudad de México y el Estado de México, respectivamente.
Son cuatro los estados en semáforo rojo: Baja California, Ciudad de México, Estado de México y ahora Morelos, sin embargo, de 24 entidades en naranja, seis están en riesgo de cambiar a rojo.
Se trata de Sonora, Zacatecas, Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes e Hidalgo.

¡Participa con tu opinión!