El temor que invade al deporte en los Estados Unidos es un tema que preocupa a las grandes competencias del país vecino, tanto en la NFL, la NBA y en la MLB se ha sufrido de una masiva renuncia a formar parte de las temporadas de este año por miedo a contagiarse de COVID-19. En la mayoría de los casos los jugadores tienen algún familiar con condición delicada o un hijo recién nacido, razones suficientes para decidir no arriesgarse para un contagio.
Ahora los Mets de New York sufrieron un curioso caso con el cubano Yoenis Céspedes que hasta el sábado por la noche estuvo presente con el equipo en el diamante. Todo cambió cuando ayer a temprana hora el pelotero de 34 años desapareció sin dejar rastro ni avisarle a la organización, lo que levantó muchas teorías a través de redes sociales. Los Mets tuvieron que cambiar su line up para su juego ante los Braves por la ausencia de Céspedes. Minutos antes del partido el equipo anunció desconocer su paradero y el estado del jugador aumentando así las preocupaciones alrededor del cubano.
Ya con el partido de los Mets iniciado nuevamente la organización salió a aclarar la situación confirmando que Céspedes se encontraba bien, pero que había decidido dejar la temporada 2020 por miedo al contagio por coronavirus recordando que ha habido muchos casos en los pasados días que han llevado a cancelaciones de partidos. Lo grave del asunto es que Yoenis Céspedes no le aviso al equipo su abandono, tomó sus cosas se fue de la organización y luego fue su agente el que comunicó la decisión del cubano en un pésimo manejo por parte del pelotero que mostró el camino que no deben tomar otros jugadores al menos en las formas de renunciar a la campaña.