Ernesto Sarabia
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-En abril, la inflación anual se ubicó en 6.08 por ciento, su mayor nivel desde diciembre de 2017, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De este modo, el dato durante el cuarto mes para la inflación anual resultó mayor al consenso espero de Bloomberg, que era de 6.02 por ciento.

Sólo durante abril, el aumento en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) fue de 0.33 por ciento impulsado principalmente por alzas en el valor de los alimentos, superior a lo pronosticado por el consenso del mercado de 0.27 por ciento.

Los rubros que más incrementaron sus precios en el cuarto mes fueron el tomate, aguacate, loncherías, fondas, y tortillas.

Entre los principales componentes del INPC, el índice de precios subyacente, el cual no considera los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles (agropecuarios y, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno), reportó un incremento de 4.13 por ciento en abril, el mayor desde febrero de 2018, cuando se cifró en 4.27 por ciento.

Al mismo tiempo, el índice de precios no subyacente, que sí considera agropecuarios y energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno, presentó un avance anual de 12.34 por ciento.

Para la inflación no subyacente, el 12.34 por ciento anual de abril fue su alza más pronunciada desde diciembre de 2017, cuando se colocó en 12.62 por ciento.

Durante abril se registró un incremento anual por arriba del rango de variabilidad del banco central del País.

La Junta de Gobierno del Banco de México estableció que, a partir del año 2003, la meta permanente de inflación sería una variación anual del INPC de 3 por ciento y definió un intervalo de variabilidad de más/menos un punto porcentual alrededor de ella.