Daniel Santiago
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Durante la contingencia por Covid-19 el alcohol ganó terreno entre niños y adolescentes.
De un 8 por ciento de menores atendidos por alcoholismo en Centros de Integración Juvenil (CIJ) en México a principios del 2020, la cifra se disparó a un 25 por ciento en el 2021.
En contraparte, la mariguana, que se había mantenido constante como motivo de consulta, bajó de un 53 por ciento a un 32 por ciento en ese mismo periodo y en el mismo grupo de edad. Aun así, esta droga conserva el liderato. En menor cantidad, el uso del tabaco también aumentó.
«La deducción que hacemos es que alcohol y tabaco están disponibles en el hogar», señaló Juanita Sosa, directora de la Unidad de Hospitalización de CIJ en Nuevo León. «La pregunta es si los adultos se dieron cuenta o no de que esos muchachos estaban tomando alcohol en casa».
Los CIJ reciben, en promedio, peticiones de ayuda de unos 7 mil 648 menores de edad al año en unas 120 clínicas en todo el País.

¡Participa con tu opinión!