Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) manifestó ayer su intención de sumarse al análisis y discusión de la reforma judicial, al mismo tiempo que reconoció a la virtual Presidenta electa, Claudia Sheinbaum, por su apertura para deliberar esta iniciativa.
El órgano que preside la Ministra Norma Piña expresó que su propósito es compartir el punto de vista de los integrantes del Poder Judicial de la Federación (PJF) sobre su experiencia cotidiana en la impartición de justicia.
«El Pleno del CJF reconoce la apertura que ha manifestado la doctora Claudia Sheinbaum Pardo para que la propuesta de reforma se someta a un proceso amplio de discusión y difusión entre la sociedad mexicana y, especialmente, entre profesionistas y estudiosos del derecho», dijo el Pleno de la Judicatura en un comunicado.
«Asimismo, el Pleno expresa su intención de sumar esfuerzos y participar en los diálogos, análisis y discusión que se organicen respecto de la reforma, con el objetivo de compartir puntos de vista y experiencias que son de suma importancia en la labor diaria que desempeñan las personas impartidores de justicia y todo el personal que labora en en el ámbito jurisdiccional y administrativo dentro del PJF».
Este es el primer pronunciamiento oficial del CJF sobre esta iniciativa de reforma que pretende someter al voto popular la designación de jueces, magistrados y ministros.
El martes pasado, la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito del Poder Judicial de la Federación (Jufed) también aceptó participar en la discusión pública de la reforma judicial, pero con la confianza en que sus propuestas serán tomadas en cuenta.
El Magistrado Daniel Sánchez Montalvo, director de la asociación, expresó su preocupación por la iniciativa presentada por la bancada de Morena y aprobada el miércoles pasado en las Comisiones Unidas de Justicia y Estudios Legislativos Segunda del Senado, porque consideró que afectará a los grupos vulnerables.
Según Sánchez Montalvo, esa reforma afectaría a los justiciables de distintas maneras, porque se impediría a los jueces aplicar, en beneficio de las personas, el principio de progresividad de los derechos humanos, los cuales deben aumentar y no disminuir, apuntó, como lo establecen las convenciones internacionales suscritas y ratificados por México.