Casi de manera simultánea, el pasado domingo 19 de noviembre se registraron dos suicidios en diferentes puntos de la ciudad, uno de los cuales fue protagonizado por un niño de apenas 12 años de edad.

El primer suicidio fue reportado a las 00:05 horas y se registró en la calle Recinto Henequén, en el fraccionamiento Valle de los Cactus.

En ese lugar se ahorcó un niño de 12 años, para lo cual utilizó un cinto que se enredó en el cuello y el otro extremo lo amarró al barandal de unas escaleras.

El hallazgo fue realizado por la señora Griselda, quien dijo ser la mamá de la víctima y quien señaló desconocer las razones por las cuales se quitó la vida.

Al lugar de los hechos acudieron los policías preventivos del Destacamento “Terán Sur” y la ambulancia UE-53 de la Coordinación Municipal de Protección Civil; además de agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.

EN TROJES DE ORIENTE.– Minutos más tarde, a las 00:12 horas, se reportó otro suicidio más, ahora en la calle Silos, en el fraccionamiento Trojes de Oriente.

En ese lugar se quitó la vida un hombre identificado como Luis Miguel, de 34 años, quien se ahorcó en el patio trasero. Para ello, utilizó una sábana que amarró a una varilla de la azotea.

Fue la esposa de nombre Marlene, quien hizo el macabro hallazgo y al igual que en el caso anterior, se desconocían los motivos que lo orillaron a tomar la fatal decisión.

El reporte fue atendido por policías preventivos del Destacamento “Terán Sur”, quienes acudieron al lugar de los hechos, al igual que la ambulancia UE-51 de la Coordinación Municipal de Protección Civil, los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.