El pastor José María de la Torre Martín destacó que todos los sacerdotes de México “nos unimos al dolor que sufre la comunidad de Tlahuelilpan, perteneciente a la Diócesis de Tula, junto con Monseñor Juan Pedro Juárez Meléndez, y con todo el estado de Hidalgo”.
Especialmente, dijo que ofrecen todas las plegarias y eucaristías, así como su solidaridad con las familias de las víctimas, heridos y desaparecidos.
Destacó que aprecian y alientan la compañía y el consuelo que el Obispo de esa Diócesis y sus sacerdotes ofrecen en hospitales y capillas funerarias, a los familiares de todos los afectados por este accidente.
Asimismo, comentó que esta situación ha provocado una conmoción en todo el país, por lo que se unen a las plegarias, vertidas en lágrimas, de todas las personas que sufren y lloran en este momento ante la Virgen de Guadalupe, para recibir de ella el alivio, la fortaleza y el consuelo que en esta hora necesitan.
“Ella puede mostrarnos ante estos hechos, el camino de la esperanza, de la luz y del consuelo. Ponemos en sus manos a aquéllos que el Señor ha llamado a su encuentro, para que les conceda el eterno descanso; rogamos por la salud de aquéllos que están heridos, y suplicamos por los que aún están desaparecidos, para que se tengan buenas noticias de ellos”.
Finalmente, deseó que Dios se apiade de todos y conceda la fortaleza de su presencia, para afrontar estos momentos de tanto dolor y sufrimiento, confiando en su Palabra que da esperanza, cura y salva.