Laura Elena Rivera Manzanares
El Heraldo

Las cantinas y bares sí abrirán según lo acordado con la autoridad estatal, pero reforzarán las medidas preventivas de sanidad, tanto en sus establecimientos, como con los clientes que muchas de las veces son los renuentes a acatar el protocolo establecido, aseguró Darinel Suárez, miembro de la directiva de la Asociación que integra a estos negocios.
Si bien hay establecimientos de este giro de mayor tamaño, la cita de personas en ellos no se da como en los antros, en donde según se ha observado, se ha batallado más para hacer cumplir el protocolo sanitario, de ahí que por lo que respecta a las tabernas, se trabajará en ser más estrictos en las medidas para prevenir contagios por COVID-19.
“En el gremio de las cantinas siempre estuvimos trabajando bien, a diferencia de los antros donde se observaban las aglomeraciones y eso es lo que nos vino a perjudicar”, aunque después del acercamiento que tuvieron la noche del jueves con autoridades estatales, se logró acordar que por lo que respecta a estos giros, podrán mantener las cortinas arriba.
El compromiso final fue que se permitirá el acceso al público hasta tener un máximo de ocupación del 40% dependiendo del local, con el antedicho que todos ya cuentan con el protocolo autorizado por la Cofepris, “ahora sólo faltará ser más estrictos en la aplicación de los mismos”.
Por lo pronto, advertidos están que quienes incumplan con las medidas sanitarias podrían ser cerrados; “nos han hecho la invitación para que no relajemos las medidas y esta advertencia lanzada hace un par de días de que íbamos a cerrar otra vez, nos hace que nos pongamos más las pilas”.
Darinel Suárez reconoció que en algunos establecimientos, conforme transcurrió el tiempo se fueron relajando algunas medidas y se hacía caso a las quejas de los clientes, muchos de los cuales omitían al ingreso el sanitizar el calzado o el uso del cubrebocas, “muchos renegaban”, pero ahora, serán más estrictos en exigir el cumplimiento de esas medidas si es que los clientes quieren permanecer en las cantinas o bares.