José de Jesús López de Lara

Un hombre originario del estado de Guanajuato estuvo a punto de morir ahogado en la presa de “Malpaso”, que se ubica en el municipio de Calvillo, cuando se metió a nadar bajo los influjos de las bebidas alcohólicas.
Afortunadamente, sus propios acompañantes lograron rescatarlo vivo. Fue identificado como Iván, de 35 años, quien a bordo de la ambulancia ECO-338 del ISSEA fue trasladado al Hospital General de Calvillo.
Los hechos se registraron el domingo a las 16:38 horas, cuando en el número de emergencias 911 se recibió un reporte donde se informaba que en la presa de “Malpaso”, se encontraba una persona inconsciente, luego de que había estado a punto de ahogarse.
Hasta el sitio señalado acudieron policías preventivos de Calvillo y policías estatales, además de paramédicos del ISSEA. Fue en el área de las lanchas, donde encontraron a una persona del sexo masculino inconsciente, la cual estaba siendo auxiliada por otras personas que acompañaban a Iván.
Tras ser valorado y confirmarse que aún estaba vivo, se procedió a realizar maniobras de RCP, hasta que finalmente lograron estabilizarlo, siendo trasladado a recibir atención médica al Hospital General de Calvillo donde quedó internado.
Se logró establecer que Iván y un grupo de personas acudieron a la presa de “Malpaso” para pasar un día de campo. Sin embargo, al encontrarse bajo los influjos de las bebidas alcohólicas, el guanajuatense decidió meterse al agua a nadar.
Repentinamente, comenzó a manotear y a gritar pidiendo ayuda, ya que no podía mantenerse a flote, por lo que en determinado momento se sumergió. Afortunadamente, sus acompañantes ingresaron al agua y lograron rescatarlo, llevándolo hasta la orilla. Debido a que Iván estaba inconsciente y no reaccionaba, decidieron llamar a los servicios de emergencia.