El sector del autotransporte de carga ha sido de los pocos que no ha despedido personal en esta pandemia, primero porque se trata de un giro considerado esencial por ser el encargado de mover alimentos, productos diversos y personas, pero además, porque es demasiado costoso capacitar a los operadores como para dejarlos ir por una dificultad como la actual que llegó para quedarse, manifestó el presidente de la Canacar, Roberto Díaz Ruiz.
El transporte es uno de los que en mucho contribuyen al engrandecimiento del país y por ello es que desde el inicio de la pandemia fue considerado sector esencial, pues está claro que el país no aguanta más de tres días sin el abastecimiento necesario de insumos, alimentos, medicina y en general, todo lo que se necesita en los hogares, la industria, hospitales, inclusive para el traslado de personas a otros destinos del país o la movilidad local.
No obstante, se reconoce que la actividad se ha reducido en todos los sectores y en el autotransporte no es diferente, de ahí que algunas empresas de este giro trabajan al 40 o 50% de su capacidad, “no todas, pero sí hay algunas que han visto reducida su actividad”, pero se debe hacer notar que todo lo que tiene relación con el sector automotriz tiene un repunte.
En el ámbito nacional, el transporte de carga genera alrededor de 3 millones 270 mil empleos directos, exclusivamente camiones, sin considerar el ferrocarril o los aviones, y se debe hacer notar que también aporta el 3.2% del Producto Interno Bruto.
Para el caso de Aguascalientes, se trata de unos 25 mil empleos en el transporte de carga y dentro del sector formal, pero a éstos se deben sumar los “hombre-camión” y aquellos que prestan el servicio de manera informal, que si bien pudieran operar de esa forma, al menos tienen a personas ocupadas y con salario, aunque sin prestaciones o con lo mínimo.
Díaz Ruiz subrayó que al menos a nivel local, “de estos 25 mil empleos, todos están trabajando, no ha habido ni un solo despido en ninguna empresa local, pero no es por ser buenas personas, sino porque también nos cuesta mucho capacitarlos y por eso es que en algunos casos decidieron rolar turnos o días de trabajo”.