Personal de la Fiscalía General del Estado se reunió con familiares de la niña Montserrat, encontrada sin vida el lunes pasado al interior de una planta tratadora de agua. Los primeros resultados de las indagatorias y de la misma necropsia realizada a la menor, indican que todo aparentemente fue un accidente, aunque se ahondará en las investigaciones.
El Vicefiscal de Investigación, Juan Antonio Zermeño Romo, así como Jorge Sosa Medina, Director General de Investigación Pericial y el titular de la Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición y Localización de Personas, Isabel de Jesús Hernández, se reunieron con la madre de la víctima, así como al tío abuelo de la niña, acompañados de Wilfrido Salazar, del Observatorio de Violencia Social de Género de Aguascalientes.
Durante la reunión, las autoridades reiteraron a los familiares de la menor que los resultados de la necropsia determinaron que no existen rastros de violencia. Zermeño Romo confirmó que la necropsia realizada por el Laboratorio de Medicina Legal, establece que la causa de muerte fue asfixia por sumersión; en el propio dictamen pericial, se determinó que no existen rastros de violencia, explicación que fue aceptada por los familiares de la menor. Asimismo, el representante social indicó que en este momento se están siguiendo varias líneas de investigación, para conocer cómo fue que Monserrat llegó al interior de la planta tratadora.
Finalmente, acordaron reuniones periódicas con los familiares, para informar sobre el avance de la carpeta de investigación.