El rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Francisco Avelar González, expresó su deseo de que en un tema de enorme trascendencia para el país como es el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, se tome la mejor decisión.
Puso en tela de juicio, sin embargo, que la consulta ciudadana pueda arrojar elementos que permitan esa condición ya que se trata de una agenda que requiere consulta, sí, pero a especialistas internacionales, objetivos y alejados del contexto nacional para tomar la decisión.
En entrevista, consideró que una consulta ciudadana, si se hace bien, y eso también es un tema de especialistas, “va a recabar la opinión de quienes decidan participar y entonces ahí estará el resultado de la opinión”.
No obstante, el tema no requiere de opiniones, sino de dictámenes técnicos especializados de alto nivel y una vez contando con éstos, se podría consultar pero a gente conocedora del tema.
Avelar González recordó que el asunto es ingeniería, pero también es economía, impacto social y si bien las consultas pueden ser positivas, lo serán en realidad solo si se les da el justo valor que tienen en el contexto del desarrollo del país.
El doctor en ciencias, reconoció en ese sentido que si bien la base de su preparación profesional es la ingeniería, no tiene la competencia que se requiere para emitir una opinión técnica al respecto.
Subrayó que “es un tema muy técnico con enorme cantidad de aristas y sería irresponsable, en términos técnicos y académicos, ir a opinar”, por lo cual se deslindó de toda posibilidad de acudir al llamado del gobierno electo para dar su punto de vista.
Expuso que difícilmente la sociedad en general está suficientemente informada sobre cualquier asunto del nuevo aeropuerto e incluso de otros temas, como para aportar algo que pueda inclinar la balanza en un sentido u otro.
El caso particular trata un tema tan complejo que apenas un grupo muy pequeño de especialistas podría estar suficientemente enterado como para advertir la conveniencia de una opción o de otra, concluyó.