Desde hace más de una semana la alpinista aguascalentense Viridiana Álvarez ha iniciado con la expedición para llegar a la cima del Annapurna en Nepal. La aventura comenzó desde la prueba COVID-19 para poder viajar a dicho país, mientras que poco a poco ha tenido que superar diversos obstáculos como la aclimatación, el reconocimiento de la montaña e ir subiendo hasta diferentes puntos para conocer el camino que tendrá que recorrer.
A través de redes sociales Álvarez anunció cuál será su plan de subida, mismo que comenzará hoy con la subida al segundo campamento de la expedición. Viridiana pasará por la zona más riesgosa el próximo lunes y el martes iniciará con el último tramo de la subida para que, si todo marcha como lo planeado, el miércoles se instale en la cima del Annapurna en lo que será otra meta alcanzada de su parte, siendo una de las exponentes más exitosas no solo de México sino de todo el mundo.
“Se escribe sencillo, pero será uno de mis retos más grandes hasta el momento, por muchos motivos, uno por las cortas rotaciones al tratar de no cruzar el C3 más que para cima (zona de más avalanchas). Y principalmente por su complejidad y riesgo. Gracias a todos por sus oraciones y buenos deseos. No tengo suficiente internet para publicar personalmente y responder a los mensajes, pero los llevo a todos conmigo”, fueron las palabras que compartió junto con el itinerario que realizará en los siguientes días. Así, a partir de hoy serán días intensos para Viridiana Álvarez que se encuentra a punto de otra de conseguir una nueva hazaña.