MONTERREY, NL.- Con el corazón en carne viva, Gloria Trevi se reencontró con su raza regia para hacer un conjuro en una noche donde los regios y ella sellaron su amor a prueba de todo.
El hechizo que la cantante lanzó la noche del viernes surgió efecto en casi 4 mil espectadores que llenaron el primero de sus tres conciertos programados en el Domo Care, aforado a un 75%.
La regia se plantó ante sus paisanos a las 23:00 horas para dar inicio a un concierto que tuvo una duración de 2 horas.
Trevi regresó a Monterrey en medio de una nueva controversia, pues se le han hecho señalamientos de evasión fiscal y lavado de dinero.
Gloria, de 53 años, llegó energética y echó mano de sus mejores cartas para conquistar, como «Pelo Suelto», la primera del show.
El público le mostró su apoyo formando un coro masivo: «No estás sola, no estás sola».
Momentos después le cambió el ritmo a «La Noche» con «Pruébamelo» respaldada por siete bailarines, cinco hombres y dos mujeres; además de sus músicos y corista.
De su pasado trajo «La Papa Sin Catsup», «Zapatos Viejos», «Los Borregos», «¿Qué Voy a Hacer sin Él?» y «El Recuento de los Daños».
Gloria dejó el escenario luego de cantar su primer éxito, «Dr. Psiquiatra» y consiguió el efecto de siempre en la audiencia: la locura.
Para no perder la costumbre se tiró al suelo, subió a bailar al anillo del redondel y bañó con botes de agua a la audiencia.
Ayer ofreció su segundo show y regresará el 18 de diciembre. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)