A partir de este 1° de febrero, las tarifas de agua potable en todos sus rangos de usuarios aplicarán una reducción de 2%, y la política capitalina es repetir ese porcentaje de modo consecutivo cada mes a lo largo del año, adelantó el director de la CCAPAMA, Refugio Muñoz de Luna.

Durante el 2018, el costo de la energía eléctrica se incrementó un 70% que derivó en un aumento de 9% en las tarifas de agua potable del Ayuntamiento de la capital, sin embargo, y a pesar de que el precio de la luz continúa subiendo, ahora se decide disminuir el costo del agua para los 250 mil usuarios.

En los meses subsecuentes, las bajas de tarifa estarán en función de los trabajos que actualmente se realizan para mejorar la eficiencia en el servicio, es decir, evitar la pérdida de líquido en la red hidráulica.

El titular de la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado agregó que la intención es volver a congelar la tarifa de este vital líquido, lo cual ya se logró durante año y medio, donde el tema de la energía eléctrica obligó a indexarla, pues estaba impactando en el área de las inversiones y en las mejoras del servicio.

“Ahora existen buenas noticias y a partir de febrero se disminuirá un 2%, y desde este momento se trabaja para aplicar ese mismo porcentaje para la tarifa de marzo de 2019, para ello se harían algunos sacrificios, siempre cuidando el tema de la infraestructura”.

Indicó que mientras otros municipios del estado son afectados por el tema de la energía potable en sus sistemas de agua, en Aguascalientes se procede a aplicar una reducción tarifaria al consumidor en todos sus usos, a fin de estabilizar gradualmente este asunto de alta prioridad para la población.

Finalmente, Refugio Muñoz de Luna indicó que Veolia junto con el Municipio capital estarán ejerciendo inversiones este año para conseguir la mejora y eficiencia del servicio hidráulico y de esta manera soportar el subsecuente ajuste tarifario en el Ayuntamiento de Aguascalientes.