GUADALAJARA, Jalisco.- María del Refugio Abarca, esposa de Vicente Fernández, se encuentra en su casa recuperándose de la cirugía de emergencia de una hernia en la pared abdominal.
Durante su estancia en el sanatorio, Doña Cuquita estuvo bien cuidada por su médico tratante, Gabriel Galván y por sus hijos Vicente Jr., Alejandra y Gerardo junto con su esposa, Alba; todos se estuvieron turnando estos días para estar al cuidado también de Chente.
Mientras que «El Potrillo» y su hijo Alex se encuentran inmersos en una gira por Estados Unidos, aunque al pendiente a la distancia de la salud de los dos pilares de su familia.
Y ahora que está de vuelta en casa, la esposa del icono musical tendrá que permanecer en reposo por lo menos una semana, para que después le quiten las puntadas de la cirugía.
Como parte de su tratamiento tendrá que evitar esfuerzos y, además de la medicina necesaria, su médico, quien estará supervisando su evolución directamente en su casa en Los Tres Potrillos, le sugirió una dieta rica en proteína, lo que le ayudará a cicatrizar pronto la herida.
Fuentes allegadas a los Fernández aseguran que desde hace semanas Doña Cuquita presentaba dolores a causa de la hernia, por lo que su médico quería prepararla para la cirugía, pero ella postergó el proceso para estar de lleno al cuidado de Chente, cuyo estado de salud es crítico.
Sin embargo, el domingo presentó molestias graves y tuvo que ser intervenida de urgencia en el hospital Real San José, de donde salió el miércoles a mediodía.
«El Charro de Huentitán» permanece en el área de terapia intensiva, donde se recupera lentamente. (Lorena Jiménez/Agencia Reforma)