Se mantiene complicado el panorama para el sector hotelero de Aguascalientes, el cual registró al mes de noviembre una ocupación de 21% y para el mes de diciembre se prevé cerrar en los mismos niveles, reconoció la presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Aguascalientes, Gloria Romo Cuesta.
Destacó que al mes de noviembre de acuerdo con los comparativos del Sistema de Monitoreo Estadístico AMHMA (SIMON) durante noviembre cerraron con un porcentaje de ocupación del 21% y con una tarifa promedio de 777 pesos que, comparado con el mismo mes del año 2019, se tenía un 52% de ocupación y una tarifa promedio de 954 pesos, por lo que la diferencia es importante.
Resaltó que el cierre de establecimientos no esenciales que se dio durante la segunda mitad de noviembre y las limitaciones al tener horario restringido en los restaurantes de los hoteles para su operación tuvo un impacto negativo en las finanzas internas de cada una de estas hospederías.
Reconoció que, tras este cierre parcial, la industria de la hospitalidad local se ha tenido que volver a reconstruir día con día, luego de que los eventos que ya traían de alguna manera presupuestados y consolidados, ahorita no se están dando, han sido pausados o han estado volcándose a ser suspendidos “y eso nos lleva a tener ingresos insuficientes para poder solventar las operaciones normales de cualquier hotel”.
De ahí que empiezan a reactivarse con mucha cautela, “porque la recuperación de los niveles a lo que nos ha llevado esta situación, aún están muy lejanos a los pronósticos que traíamos durante el año, sobre todo para que nuestros colaboradores estén conscientes de que nuestra responsabilidad no solamente es con nuestros huéspedes, sino que también es externa al cumplir con las restricciones que nos está marcando la autoridad en cuanto a las políticas y protocolos sanitarios”.
Por lo anterior, dijo que para el año 2021 la industria hotelera local seguirá buscando generar estrategias de la mano con las autoridades para la atracción de turistas al estado y ofrecer a los huéspedes la certeza de que están en el mejor lugar y con los cuidados, mejores que hasta en sus propias casas.