La tarde del viernes se registró otro suicidio más, pero ahora en el Cereso para Varones “El Llano”, y fue protagonizado por un recluso que compurgaba una sentencia de 16 años de prisión por los delitos contra la salud y lesiones dolosas.
El suicida fue identificado como Juan y/o José Alfredo, quien se ahorcó con su propio pantalón en el interior de la celda donde estaba recluido.
Se estableció que el suicida había sido cambiado recientemente del Cereso “Aguascalientes” al Cereso “El Llano”, tras recibir una sentencia de 16 años de prisión.
Actualmente lo mantenían en una celda de reubicación, ya que estaba a la espera de ser reasignado a otro módulo.
Sin embargo, el viernes por la tarde aprovechó unos minutos en que fue dejado solo por el custodio que lo vigilaba, para ahorcarse con su propio pantalón que amarró a su cuello y el otro extremo a los barrotes de la ventana.
Poco después, cuando el custodio regresó para llevarle la comida hizo el macabro hallazgo, por lo que reportó lo ocurrido. Cuando Juan y/o José Alfredo fue revisado por el médico de guardia, confirmó que ya había fallecido.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron al lugar del suicidio los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.