A diferencia de las semifinales que tuvieron una gran reacción por parte de Necaxa Sub 17 la gran final de la categoría no tuvo esta remontada que tanto soñaban los rojiblancos para coronarse campeones. Los Rayos se quedaron con las ganas de obtener el primer lugar ante un Puebla con excelente defensa y una dosis de suerte que fue la combinación justa para mantener la diferencia que se había conseguido en la ida. Los poblanos se dedicaron a cuidar la ventaja de dos goles que sacaron en su estadio mientras que Necaxa no tuvo ideas claras frente al arco visitante y cuando tuvieron chances de gol el poste fue el que negó la caída de los goles.
Jesús Palacios mandó a la cancha a César Solano, Jesús Alcántar, Alfredo Gutiérrez, Sebastián Esparza, Luis Alonso, Heriberto Jurado, Waldo Madrid, Rogelio Cortez, Luis Navarro, Diego Gómez y Miguel Pedroza. La primera gran llegada fue por parte de Heriberto Jurado que con un tiro centro cerrado estuvo a punto de abrir el marcador, Luis Hernández realizó una gran atajada para evitar la caída de su marco. Al 22 llegó otra gran oportunidad cuando desde el córner un cabezazo por parte de Alfredo Gutiérrez se impactó en el travesaño en la segunda oportunidad que se quedaba solo a centímetros de ser el primer gol que acercara a Necaxa en la pizarra global. Conforme fueron pasando los minutos Puebla se fue quitando la presión y obligó al conjunto de casa a buscar la anotación a base de centros que se quedaban en intentos solamente.
En el inicio de la segunda parte Puebla estuvo cerca de anotar, Necaxa realizó algunos cambios tirando toda la carne al asador y al 55 cayó la primera anotación luego de doble toque en el área tras un tiro de esquina, pero fue anulado por fuera de lugar. Cristopher Jiménez mandó un disparo de fuera del área que César Solano arañó para mandar a tiro de esquina el remate, estas fueron las pocas emociones que entregó el segundo tiempo con los Rayos carentes de creatividad al frente. En los minutos finales Puebla se quedó con uno menos y en un tiro libre Heriberto Jurado mandó un centro venenoso que sin que nadie la tocara se impactaría en el poste. Al final el partido terminó sin goles con lo que Puebla logró el campeonato al superar 3-1 en el global a Necaxa que se quedó con un valioso subcampeonato que demuestra el buen camino que se está teniendo en fuerzas básicas.

¡Participa con tu opinión!