Luego de que autoridades estatales determinaran aplazar la Feria Nacional de San Marcos hasta que la situación de la pandemia mejore, el gremio taxista en Aguascalientes se encuentra en la expectativa de que la verbena efectivamente se pueda desarrollar en los subsecuentes meses y no sea cancelada da manera definitiva como sucedió el año pasado.
Alberto López Huerta, líder del Sindicato Estatal de Taxis, coincidió con las autoridades en el sentido de que los festejos abrileños deberían de ser postergados hasta que la pandemia provocada por el COVID-19 sea mayormente controlada. Sin embargo, dijo tener confianza que para los siguientes meses el esquema de vacunación contra el mencionado virus esté avanzando para que la edición de la Feria más importante del país, se pueda llevar a cabo. Lo anterior, aligeraría un poco los complejos tiempos que sigue enfrentando el sector ruletero, derivado de la poca demanda en el servicio y de la competencia que se da hoy en día por medio de las aplicaciones digitales. Agregó que el tiempo de Feria es una de las épocas más esperadas para los trabajadores del volante, al igual que la temporada decembrina, por lo que el hecho de que no se pueda realizar mermaría los ingresos proyectados para cada trabajador.
“Muchos de los trabajadores ya tienen incluso pensado en qué van a destinar el mucho o poco ingreso extra que pudieran alcanzar durante la Feria. Es una temporada buena aunque también es pesada, sólo esperemos que se concrete y que pronto salgamos de esta pandemia”, declaró.