Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Los incrementos salariales para 2023 estarán entre 6.5 y 7.5 por ciento promedio, lo que estará por debajo de la previsión de inflación de este año que rondará 9 por ciento, de acuerdo con un análisis de la consultora AON.
La firma hizo un pronóstico también sobre incremento salarial para personal sindicalizado, el cual será de entre 7.2 y 8 por ciento en 2023, además de 0.6 por ciento en prestaciones.
Según una encuesta aplicada por AON a 500 empresas, 52 por ciento ya cuenta con un pronóstico de incremento. Además, 46.3 por ciento otorgará los aumentos en abril próximo.
Entre los sectores que aplicarán los incrementos más altos se encuentran consumo, automotor-autopartes y alimentos.
Los aumentos salariales serán para todo personal, tanto sindicalizado como de confianza, según el estudio de AON.
La consultora realizó una evaluación sobre cómo se dio el reparto de utilidades en mayo pasado, a raíz de la reforma en materia de subcontratación.
Un 56.5 por ciento incrementó el pago de Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU).
Alrededor de 20 por ciento de la muestra lo aumentó radicalmente, al pasar de 2 mil 485 pesos a 132 mil 620 pesos y el resto de presentó un incremento promedio de 130.5 por ciento.
Hubo otras organizaciones que en lugar de aportar utilidades ofrecieron a sus empleados un bono sustituto de 27 mil pesos en promedio.
Por otro lado, AON planteó entre las empresas la pregunta de cómo planean que sea el futuro del trabajo.
Un 44.3 por ciento señaló que será híbrido, con alrededor de 40 por ciento o menos del tiempo de trabajo en casa.
Otro 34.1 por ciento comentó que será tiempo completo en la oficina o planta y sólo 20.5 por ciento consideró que será híbrido, con 40 por ciento o más del tiempo de trabajo desde casa.
En mayor medida el esquema híbrido aplicaría para directores y gerentes; personal administrativo (Recursos Humanos, Finanzas y Legal) y áreas de ventas.
La consultora anticipó que el próximo año los retos que enfrentarán las empresas en el ámbito laboral serán temas sindicales, subcontratación, aplicación de normas como la psicosocial y teletrabajo, así como padecimientos mentales, entre otros.
En el tema del cumplimiento de la NOM 037 de teletrabajo, sólo 17.5 por ciento de las empresas respondió que ha implementado alguna política de derecho a la desconexión.
Entre las medidas está no convocar a reuniones fuera del horario laboral establecido, no contestar correos electrónicos o llamadas después del horario laboral y políticas activas para capacitar al personal en administración del tiempo.