Oscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La morenista Sandra Nelly Cadena Santos, diputada suplente en Puebla, quien la semana pasada fue detenida con un arsenal, se quedará en prisión para enfrentar las acusaciones en su contra.
A Cadena Santos, y a su esposo Jesús Portilla, ex policía federal también detenido, el juez les añadió en la audiencia el delito de homicidio doloso en grado de tentativa.
El Fiscal de Puebla, Gilberto Higuera, reveló que el delito de intento de homicidio se les fincó por la agresión que sufrieron ministeriales el pasado miércoles 22 de septiembre al catear el domicilio de la Colonia Providencia, en el Municipio de Tecamachalco.
«La actuación de nuestro personal se realizó con base en una orden de cateo, una autorización para incursionar en un domicilio y en ese domicilio fueron agredidos», detalló.
Se prevé que el próximo miércoles 29 de septiembre se realice otra audiencia donde los detenidos podrían recibir la vinculación a proceso por ambos delitos.
«Es una investigación que sigue, continúa, no está terminada. Queremos hablar de resultado, no de especulaciones, opiniones, también a la Fiscalía General de la República (investigará) porque hay armas e instrumentos de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas», añadió el Fiscal general de la entidad.
Sandra Nelly Cadena Santos, suplente de la diputada local María Ruth Zárate, es identificada dentro del grupo político de Ignacio Mier Velazco, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, aunque éste lo negó.
A Jesús Portilla, a quien en Tecamachalco lo dieron de baja de la extinta Policía Federal por presuntas prácticas desleales, lo ligan también a narcomenudistas y extorsionadores de la región del llamado «Triángulo Rojo».