Staff
Agencia Reforma

CDMX.- El mexicano Sergio Pérez se quedó fuera del podio por dos segundos de diferencia.
Pese a largar desde la novena posición, el piloto de Racing Point recuperó terreno en las primeras vueltas del Gran Premio de Eifel escalando hasta la cuarta posición y con amplias posibilidades que quedarse con el tercer lugar.
En la lucha con el australiano Daniel Ricciardo, de Renault, por el podio, una bandera amarilla y el auto de seguridad se cruzaron en el camino evitando la remontada de “Checo”.
“Sin el safety car teníamos mucho mayor chance de poder estar en el podio hoy, salió el safety car y sin duda nos perjudicó bastante, ya no pudimos pelear tanto con Ricciardo, aún así en la remontada estuvimos muy cerca y no lo pudimos pasar.
“Íbamos muy parejos con los Renault, creo que hoy fue un gran trabajo, leímos muy bien las condiciones, sabíamos que eran muy diferentes a las que habíamos tenido en el año, creo que esa fue la clave el día de hoy” recalcó el tapatío después de la carrera.
Las condiciones en la pista de Nürburgring obligaron a los pilotos a parar dos veces en los pits, y, en esta ocasión, el equipo de Racing Point aprovechó la bandera amarilla para que Pérez entrara a boxes y no perdiera posiciones.
“Ya hemos sufrido bastante con eso, ya perdimos el podio y con estas temperaturas creo que no iba a ser posible el compuesto y al final paramos en la segunda vuelta y no perdimos nada, estaba preocupado”, finalizó.
Con este resultado, el tricolor subió al quinto puesto en el Mundial y llegó a 15 carreras consecutivas consiguiendo puntos.