Luis Amescua
Agencia Reforma

CDMX.- Si el árbitro hubiera agregado más tiempo, tal vez el Betis tendría un punto en la bolsa.
La respuesta tardía no le alcanzó al cuadro sevillano y terminó con una derrota 4-3 frente al Levante, en el último juego del 2020.
Andrés Guardado fue titular en el once de Manuel Pellegrini, pero dio un partido para el olvido, pues perdió muchos balones en el medio campo, por lo que fue sustituido en el 65′.
El Levante ya ganaba 3-1 al minuto 24, con tantos de Óscar Duarte y José Luis Morales (2), pero en el segundo tiempo se escribió otra historia desde la expulsión de Roberto Suárez, al 68′.
Diego Lainez entró al campo desde el minuto 59, para generar más volumen ofensivo; el tabasqueño estuvo muy activo, aunque fue bien controlado por la zaga rival.
Sergio Canales marcó doblete para poner el 4-3 al minuto 86 y todo el Betis se fue al frente en busca del empate. Un tiro de Lainez en el último minuto dio una bocanada de ilusión, pero el portero Aitor Fernández controló y espero el silbatazo final.
El Betis cerró el año en la décima posición, con 19 puntos, mientras que el Levante llegó a 18 unidades.