Reitera el delegado estatal de Programas de Desarrollo Integral, Aldo Ruiz Sánchez, que se elimina la figura de delegados y titulares en las dependencias federales, a quienes se les solicitó su renuncia el pasado 31 de mayo, ello como parte del plan de ahorro en el gasto público y la reducción de la burocracia en el Gobierno Federal. Aclaró que esta medida sólo aplica para personal directivo y de confianza, en tanto que el personal de base permanece intacto.

Ante la preocupación que existe entre los trabajadores de las distintas dependencias federales por los despidos que se dieron el pasado 31 de mayo entre el personal de confianza y quienes fungían como delegados o directores, el representante del Gobierno Federal en Aguascalientes dejó en claro que todos los basificados no van a perder su trabajo. “Muchos ya presentaron su renuncia, hay encargados de despacho que están nada más para la parte de la entrega-recepción. En tanto que los trabajadores sindicalizados tienen garantizado su empleo y se les va a ayudar, porque ellos son pieza fundamental en el manejo de estas dependencias”.

Afirmó que el hecho de que no haya una cabeza en cada representación federal, no quiere decir que una dependencia no esté funcionando y recordó que ello forma parte de la reestructuración del Gobierno que busca el ahorro en el gasto público y de los salarios de titulares, así como disminuir la burocracia. “Lo que se busca es reducir. Hay muchas dependencias que no tienen cabeza y sin embargo, siguen funcionando con la estructura que se tiene ahí”.

Estableció que de las 48 dependencias federales que operan en Aguascalientes, quitando las áreas de seguridad, como son Policía Federal, Fiscalía General de la República y la Sedena, el 70% ya está en condiciones de entregar. En cuanto a la nueva forma de operar, indicó que aún se está valorando, “el presidente propuso que fuese el delegado y abajo una subcoordinación con áreas muy específicas, aún no tenemos el dato pero se está haciendo un análisis”, finalizó.