Un panorama complicado en cuestión de recaudación se prevé para el año 2021 por parte de Hacienda como consecuencia de la crisis económica por el COVID-19, de ahí que no es descartable que la fiscalización por parte del SAT sea más puntual y agresiva, así lo estableció el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, José Alfredo Franco Hernández.
El especialista indicó que ante la proximidad de la presentación de la propuesta del Paquete Económico 2021 por parte de la Secretaría de Hacienda a la Cámara de Diputados para el próximo 8 de septiembre, en esta ocasión el tema cobra especial relevancia por la crisis económica del COVID-19 y el decrecimiento del PIB de -18.7% hasta el segundo trimestre del año. De ahí que, si bien no se esperaría la creación de nuevos impuestos, ante el compromiso del actual Gobierno de no generarlos al menos en los 3 primeros años de su gestión, sí se esperarían algunas modificaciones.
En tal sentido, dijo que una reforma fiscal no implica sólo nuevos impuestos, sino también nuevas maneras de recaudar los ya existentes con nuevas metodologías, aunque posiblemente sí se pudiera dar uno que había quedado en el tintero en años anteriores, como es un Impuesto a las Herencias donde se ha planteado un porcentaje mínimo entre el 1 y 3% sobre herencias mayores a 20 millones de pesos.
Comentó que lo que sí se pudiera prever para el año 2021 es una nueva forma de fiscalizar y a su vez generar un desincentivo en la creación de esquemas fiscales agresivos como lo es la compra-venta de facturas. De ahí que es posible que se establezca un aumento de la obligación a mayor universo de contribuyentes que estén forzados a retener el Impuesto al Valor Agregado (IVA), es decir a evitar su pago a proveedores de servicios que el SAT pudiera detectar como posibles servicios que sean por venderles. “Hay muchos compromisos económicos por cumplir por parte del Gobierno Federal y la Reforma Fiscal que esperamos en conclusión va a ser más que nada en fiscalizar de manera más puntual y agresiva y no tanto de nuevos impuestos ya que políticamente no le sería conveniente”.