La mujer que fue detenida por agentes de la Fiscalía General del Estado en cumplimiento a una orden de aprehensión por haber tirado el cadáver de su hijo recién nacido a un contenedor de basura, abandonó el Cereso Femenil “Aguascalientes” el martes por la mañana.
Lo anterior, luego de que a petición de su abogado defensor, el juez de Control concedió ampliar el término constitucional de 144 horas para resolver la vinculación o no a proceso.
Será el próximo día 25 de julio cuando continúe la audiencia inicial.
Mientras tanto, a la imputada se le impusieron medidas cautelares diversas a la prisión preventiva, como son el presentarse de manera diaria a la Sala de Juicio Oral Penal para firmar el libro de imputados; prohibir salir de Aguascalientes sin autorización judicial y exhibir una garantía económica de 8 mil pesos.
Cabe destacar que Ania Brenda, de 24 años, fue detenida el lunes pasado por agentes del Grupo de Mandamientos Judiciales de la PME, en cumplimiento a una orden de aprehensión por el delito de homicidio culposo y contra la dignidad de los muertos.