El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) ha emitido un aviso meteorológico que anticipa un clima lluvioso para varias regiones del país. Aguascalientes no es la excepción, con pronósticos que incluyen lluvias fuertes y vientos racheados que podrían alcanzar velocidades de hasta 80 km/h.

Según el boletín emitido a las 6:00 horas de este sábado, se esperan lluvias fuertes con puntuales muy fuertes, acumulando entre 50 y 75 mm en Aguascalientes. Estas precipitaciones, combinadas con los vientos de 60 a 80 km/h, podrían ocasionar encharcamientos, inundaciones y aumentos significativos en los niveles de ríos y arroyos.

Los canales de baja presión sobre el interior del país, en combinación con la entrada de humedad de ambos océanos, son los principales responsables de estas condiciones meteorológicas.

El término «lluvias puntuales» se refiere a precipitaciones que ocurren de manera localizada y específica en ciertas áreas dentro de una región, en lugar de afectar uniformemente a toda la región. Estas lluvias pueden ser intensas en áreas pequeñas y causar efectos como inundaciones y deslizamientos de tierra, en esas zonas específicas.

Medidas Preventivas y Recomendaciones

Ante este panorama, las autoridades locales han instado a la población a tomar precauciones. Entre las medidas recomendadas están:

– Evitar transitar por zonas propensas a inundaciones.
– Mantenerse alejados de ríos y arroyos.
– Asegurar objetos que puedan ser desplazados por el viento.
– Estar atentos a los avisos emitidos por Protección Civil.

La gobernadora Tere Jiménez publicó la noche del viernes en redes sociales:

«Tras las intensas lluvias que se han registrado en varios municipios del estado, les informo que las corporaciones estatales y municipales de seguridad y protección civil están pendientes en todo momento para atender cualquier emergencia.«

Contexto Nacional

Mientras Aguascalientes se prepara para enfrentar estas condiciones, otras regiones del país también se verán afectadas por fenómenos meteorológicos severos. En la Península de Yucatán, por ejemplo, se pronostican lluvias torrenciales y vientos que podrían provocar trombas marinas y oleaje de hasta cuatro metros.

En el noroeste y norte de México, las temperaturas extremas continúan, con máximas que podrían superar los 40 °C en estados como Baja California, Sonora, y Chihuahua. Este contraste de condiciones extremas resalta la diversidad climática y los desafíos que enfrenta el país en términos de adaptación y respuesta a los fenómenos naturales.