La diputada Natzielly Rodríguez Calzada, presentó iniciativa para crear la Ley de Unión Civil de Convivencia del Estado, en el entendido de que esta condición es un acto jurídico celebrado entre dos personas, mayores de edad, con capacidad plena de goce y ejercicio, cuyo objeto es otorgarse ayuda mutua y establecer un domicilio común.

Los convivientes que celebren dicho acto jurídico tendrán el carácter de compañeros civiles, lo que debe celebrarse ante las oficialías del Registro Civil; se trata de un convenio que podrían celebrar también parejas del mismo sexo.

De acuerdo con el Artículo 3°, no podrán constituir Unión Civil de Convivencia las personas unidas en matrimonio, aquéllas que mantengan vigente otra Unión Civil de Convivencia y los parientes consanguíneos en línea recta sin límite de grado o colaterales hasta cuarto grado.

El Artículo 7° establece que el Oficial del Registro Civil recibirá el contrato de Unión Civil de Convivencia, que contendrá los nombres, apellido o apellidos, nacionalidad, clave única de registro de población, ocupación, domicilio, lugar y fecha de nacimiento de las partes.

La temporalidad que tendrá dicha Unión no podrá establecerse con una duración menor a dos años. En caso de no establecerse una temporalidad expresa la duración de la Unión Civil de Convivencia se entenderá por tiempo indeterminado.

El contrato será firmado por las partes, los testigos y las demás personas que intervengan, si saben y pueden hacerlo. Además, se imprimirán las huellas digitales de las partes en el mismo contrato.

En tanto, el Artículo 17 indica que las partes no pueden adoptar menores de edad o incapaces, de forma simple ni plena, mientras subsista la Unión Civil de Convivencia.

Finalmente, se incluye reforma al Artículo 136 del Código Civil del Estado, para quedar como sigue: “Se entiende por familia a todo grupo de personas que habitan una misma casa, que se encuentren unidos por el vínculo del matrimonio, Unión Civil de Convivencia o concubinato, o lazos de parentesco consanguíneo o civil, y que por la ley o voluntariamente tengan unidad en la administración del hogar”.