Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno de México se alista para el inminente cierre parcial de la frontera con Estados Unidos.
La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) envió una comunicación interna a los 12 consulados fronterizos en Estados Unidos para informar sobre las medidas implementadas ante un “posible cierre parcial” de la frontera.
En la comunicación, a la que tuvo acceso REFORMA, la Subsecretaría para América del Norte de la dependencia instruyó que se informe puntualmente sobre toda medida que se implemente en los puertos fronterizos de sus respectivas circunscripciones en el marco del “posible cierre parcial de la frontera”.
De igual forma pide informar las posibles afectaciones a los flujos de peatones, vehículos ligeros y transporte de carga, con énfasis en los tiempos de espera en dirección norte.
La misiva fue enviada a los Consulados de Brownsville, Calexico, Del Río, Douglas, Eagle Pass, El Paso, Laredo, McAllen, Nogales, Presidio, San Diego y Yuma.
Ayer, tanto el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, como el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, informaron que trabajan para proteger a los ciudadanos de ambos países de la pandemia.
El Canciller Ebrard, según la SRE, planteó que la frontera continúe abierta al comercio y al trabajo.
El martes, Estados Unidos y Canadá anunciaron el cierre de su frontera a viajes no esenciales.
La medida impedirá a las personas cruzar la frontera para actividades recreativas o turísticas, pero no afectará el comercio.
El Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que se garantizarán las cadenas de abastecimiento de alimentos, combustibles y medicinas.
Los conductores de camiones y jubilados canadienses, que viven en Estados Unidos parte del año y están regresando a Canadá, son algunos de los sectores que no se verán afectados.