El gobernador Martín Orozco Sandoval informó que la Feria Nacional de San Marcos, prevista del 17 de abril al 10 de mayo, se pospone para los meses de junio y julio como medida de prevención ante el avance del coronavirus Covid-19 en el país, cuyos casos hasta el momento no se han presentado en la entidad.

La medida se tomó en acuerdo con un comité de especialistas, para proteger la salud de los ocho millones de visitantes.

La tradicional verbena ya había sufrido una afectación similar en el año 2009, cuando el país registró una epidemia de influenza. Al momento de su cancelación, el 26 de abril, el estado contabilizaba 32 casos, con 12 personas hospitalizadas y dos víctimas fatales.

Trascendió también que a partir de este 15 de marzo, los bares tendrán que cerrar sus puertas, así como los restaurantes con capacidad mayor de 100 personas.