Para contener el achicamiento de los hatos ganaderos en Aguascalientes, ya que alrededor de siete mil productores cuentan con menos de 20 animales, la Unión Ganadera Regional Hidrocálida fortalece su forrajera para vender este alimento a los pequeños ganaderos a precios iguales a como los adquieren las empresas grandes.

José de Jesús Guzmán de Alba, presidente de la UGRH, aseveró que también se tienen compras consolidadas de medicamentos como vacunas e implantes, los cuales se dan a los mismos precios que a los ganaderos grandes para que sigan trabajando y no se disperse más este gremio.

Los costos de producción que abarcan medicamentos, antibióticos, vacunas, implantes, sales minerales, pruebas de tuberculosis o de brucelosis y sanitarias, representan un 2% del costo total de manutención de un animal.

En entrevista con El Heraldo, el dirigente ganadero precisó que el promedio del hato nacional asciende a 20 animales por ganadero, lo que evidencia una enorme dispersión de este sector, ya que existe una enorme cantidad de ganaderos. Los hatos grandes en realidad son pocos y se encuentran ubicados en los estados del norte del país, donde tienen más de 1,500 quinientas vacas por persona.

Esos casos resultan muy contados, pero más de un millón de personas cuentan con menos de 20 cabezas de ganado. En Aguascalientes existen unos 8 mil productores de ganado, de los cuales unos seis mil tienen menos de 20 cabezas y unos dos mil ganaderos poseen un mayor número.

Sobre los engordadores de ganado, el dirigente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida explicó que se ha reducido mucho el mercado, hoy en día existen unas 100 personas que poseen más de 500 cabezas por cada uno.

Algo similar ha sucedido con los productores avicultores, antes había mil personas y ahora sólo existen tres grandes empresas productoras de pollo. Además, las demandas de producción de altos volúmenes han hecho incosteable que los pequeños productores puedan entrarle al mercado y conseguir mejores precios en forrajes y vacunas.