Luego de dividir victorias en Oklahoma, la serie entre los Mavericks y el Thunder se trasladó a Dallas, donde se disputó este sábado el tercer partido de esta rivalidad que ha resultado muy apretada.
Para el tercer partido, las acciones no cambiaron mucho, pues ambas quintetas mostraron un juego lleno de altibajos, en donde el liderazgo en el marcador cambió de manos en muchas ocasiones. Tanto el Thunder como los Mavs llegaron a tener espacios con más de diez puntos sin respuesta, pero los tiempos fuera y las correcciones de cada lado hacían que el partido se mantuviera con un marcador cerrado.
Luka Doncic, de nueva cuenta, tuvo un partido discreto para su producción ofensiva, pero PJ Washington demostró ser esa nueva arma ofensiva de Dallas que tanto necesitaba el equipo para mantenerse como un contendiente fuerte al título.
Con dos minutos por jugar, el partido se volvió de solo tres puntos para Dallas, que tenía una ligera ventaja. En el momento más importante del duelo, apareció Kyrie Irving con una jugada de circo para colocar dos puntos y darle ventaja definitiva a los Mavericks, que se llevaron el triunfo por un apretado 105-101.
PJ Washington, con 27 puntos, fue el mejor anotador de los Mavericks, que también tuvieron a Kyrie y Luka aportando 22 unidades cada uno. Ahora, la serie está 2-1 para Dallas, que recibirá el cuarto partido de la serie el próximo lunes con la gran chance de regresar a Oklahoma con las cosas 3-1.