Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Un total de 70.6 millones de días por incapacidad a trabajadores afiliados al IMSS se perdieron en 2021, según un calculo del propio organismo.
En un comunicado para anunciar una estrategia junto con la IP para promover acciones preventivas de salud en las empresas, el organismo detalló que en ese año, el impacto económico por incapacidades ascendió a 20 mil 128 millones de pesos.
Indicó que los motivos más comunes por los que un trabajador solicitó una incapacidad para el trabajo fueron: enfermedades respiratorias (Covid-19), del sistema osteomuscular y del tejido conjuntivo, luxaciones, esguinces y torceduras.
El IMSS mencionó además que en lo que va de la pandemia ha otorgado 4.6 millones de incapacidades por Covid-19, las cuales representan cerca de 44 millones de días laborables perdidos.
Ante este escenario, el IMSS explicó que alista un plan para que los patrones tengan la responsabilidad de colaborar en la aplicación de las normas para proteger la salud de los empleados.
«La prevención de enfermedades y accidentes en los centros de trabajo es clave para mejorar la salud de las personas y al implementar medidas para contar con trabajadores saludables se fortalece la calidad y productividad de los centros de trabajo, se protege la seguridad y salud de la fuerza laboral, que es el activo más importante de cualquier organización», señaló.
De acuerdo con el organismo, al menos 10 millones de trabajadores padecen enfermedades como hipertensión arterial, diabetes, sobrepeso y obesidad, lo que además de la repercusión física y de vulnerabilidad a enfermedades respiratorias, particularmente el Covid-19, impacta a las empresas en su competitividad y a la economía del país.

¡Participa con tu opinión!