Diego Martínez 
Agencia Reforma

CDMX.- Omar Chávez afirmó que sí está distanciado de su padre, Julio César Chávez, pero no porque éste subiera a Saúl Álvarez al ring en su pelea de despedida y no a sus hijos, como el ex boxeador dijo en una entrevista.
El motivo es que no ha recibido el dinero que se le prometió por pelear en la función que dio su papá en el Estadio Jalisco en junio pasado.
“Dicen que mi hermano Julio y yo estamos molestos con mi papá porque subió al ‘Canelo’ al ring, no hay que confundirnos, es verdad que no soy fan del ‘Canelo’ pero sé reconocer, como caballero, el deportista que es, y hasta me enorgullece que ponga el nombre de mi país en alto como lo hizo mi padre”, escribió Omar.
El llamado ‘Businessman’ perdió esa noche con Ramón ‘Inocente’ Álvarez.
“Yo no estoy molesto con mi papá por subirlo al ring, él puede ser amigo de quien sea, si hay molestia con mi papá es por otras cosas, dice que no le hablo por lo del ‘Canelo’, más bien me da tristeza que no cumplan el contrato que yo firmé por medio de la empresa de mi padre para la pasada exhibición de box, yo sé que dirán que me ganaron, que no sé qué, van a criticar, pero yo hice un trato de prepararme para una pelea en la cual yo trabajé.
“Es cierto que no se logró el resultado, hubo por ahí un corte que me dificultó la pelea y pues ya no pude ir por la victoria, pero, independiente a eso, el contrato era subir al ring por una paga, y no se me hace correcto que se me condicione mi ganancia, cuando me dieron una muy pequeña parte de lo acordado, cuando yo cumplí con mi parte, así que no hay que hacer mitotes, yo a mi papá lo quiero mucho, pero mi molestia es por eso”, expresó en redes sociales.
Omar insistió en la publicación que el problema es por dinero, y dijo que su padre tiene mucha influencia y hasta podrían encerrarlo en una clínica.
“Les digo que mi intención no es perjudicar ni hablar mal de absolutamente nadie, sólo que exista la verdad y que respeten mi trabajo, y se pague por lo hecho. Si el responsable es mi padre, que es dueño de la empresa que tiene mi pago retenido, o si son los promotores o quien preside la empresa, que se haga responsable del cumplimiento de mi contrato. Que Dios los bendiga y no se olviden de mí, no se olviden si me desaparecen un año”, expresó.
Omar y Julio hijo han estado en contacto en las últimas semanas y el ‘Junior’, hasta el momento, no ha querido hablar del tema, solamente comentó hace unas semanas que su padre estaba influenciado por otras personas.