Empieza el efecto multiplicador de contagio del COVID-19; ayer fueron 18 pacientes más a los reportados un día anterior, para llegar a 136 casos positivos, hay 69 sospechosos -16 más que un informe anterior-, y 1,293 negativos.

Miguel Ángel Piza Jiménez confirmó el quinto deceso de un paciente varón de 64 años de edad con COVID-19 que llegó al hospital 2 del IMSS en condición de muy grave y de inmediato fue intubado, sin embargo, no superó la etapa por las complicaciones con otras enfermedades como la diabetes e hipertensión. Se trató de una persona que estuvo en la estadística del miércoles pasado y falleció súbitamente.

Por ahora sólo los municipios de San José de Gracia, Cosío y Calvillo se mantienen libres de personas positivas al coronavirus y del resto de localidades en la capital es donde se concentra la mayor parte con 117, mientras que en Pabellón de Arteaga son 7, Jesús María 5 que es donde ha sido más notorio el desarrollo del virus, en Rincón de Romos 3, Tepezalá 1, Asientos 1 y se incorpora a esta lista roja, San Francisco de los Romo con otro.

“Si bien es lamentable el aumento considerable de pacientes positivos y la suma de otro fallecido más, Aguascalientes se mantiene con una de las tasas de letalidad más bajas del país, esto gracias a la detección oportuna de casos positivos, lo que también en gran medida se debe a la oportuna intervención del Operativo Centinela que ha permitido la detección de más sospechosos y contagiados con el patógeno”.

Piza Jiménez subrayó que la obesidad encabeza el factor de comorbilidad principal entre los pacientes positivos, y le siguen la hipertensión arterial sistémica, diabetes mellitus y tabaquismo; además es la población de entre 40 a 44 años y de 50 a 59 los que se mantienen con mayor prevalencia de ser contagiados con este virus.

AGRESIÓN

En el oriente de esta capital se registró una agresión contra personal del ISSEA que pedía a través de altavoz que se resguardaran en su hogar.

Al respecto, el titular del Sector Salud en la entidad, Miguel Ángel Piza Jiménez, informó que el miércoles pasado personal del ISSEA se encontraba perifoneando en las calles del oriente y de pronto fue agredido con piedras, por fortuna no hubo lesionados pero sí es de lamentar este comportamiento de algunos ciudadanos.

Si bien esta labor de utilizar el altavoz para invitar a la gente a que se resguarde en casa y no tome estos días para pasear o divertirse se lleva a cabo en todo el estado, colonias y comunidades, es en el oriente de esta capital donde se ha reforzado la operación, dado que es precisamente en aquella parte de esta ciudad donde se ha propagado la enfermedad con más rapidez.

Ante esta situación, consideró pertinente hacer el llamado a la población para que respete al personal que realiza labores de concientización y prevención para evitar la proliferación del COVID-19, y espera que no se vuelvan a presentar más hechos de esta naturaleza.

Finalmente, puntualizó que hay curiosidad por saber en qué colonias es donde hay más casos positivos o sospechosos de coronavirus o dónde ocurrió esta agresión, no obstante, dijo que lo importante ahora no es generar alarma, sino crear conciencia y que haya respeto hacia el personal médico, los pacientes contagiados o sus familias, así como el personal que pide en la calle a la gente, se retire a sus domicilios.