Ernesto Sarabia
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La tasa quincenal de los precios al consumidor fue de menos 0.02 por ciento en las dos primeras semanas de agosto, y la caída en el precio de los energéticos, especialmente del gas LP, fue el que más incidió para que la inflación se moderara.
En el periodo citado, el precio de este energético se redujo 15.06 por ciento, motivado por el tope a su precio que inicio el Gobierno federal.
Y es que mientras en la segunda quincena de julio, el gas LP subió 35.30 por ciento anual, para la primera mitad de agosto fue de 13.73 por ciento.
De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la tasa anual de inflación se moderó de 5.86 por ciento, en la segunda mitad de julio, a 5.58 por ciento en los primeros 15 días de agosto.
Esto se debió a una tasa anual menor del índice de precios no subyacente, de 8.08 por ciento y donde están los energéticos como el gas LP.
La variación en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) de la primera quincena de agosto de 2021, resultó la menor desde el 5.22 por ciento de la segunda mitad de marzo a tasa anual.
Pese a una inflación menor, aún está por arriba del objetivo del Banco de México, de 3 por ciento con un intervalo de variabilidad de más/menos un punto porcentual alrededor de ella.
Gabriel Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base, destacó que la disminución quincenal en la tasa de crecimiento de precios en la primera mitad de agosto se debe en su totalidad al componente no subyacente, que incluye los precios de productos de mayor volatilidad o controlados.