Se miden Rayos a Puebla con pasado lleno de goles

Como era bien sabido desde antes de arrancar el torneo, el Apertura 2022 será un certamen express con la intención de terminar lo antes posible para liberar a los jugadores que participarán en el Mundial de Qatar 2022 a finales de año. Con esto en mente, se planearon varias jornadas dobles y esta semana se vivirá una más con la jornada nueve de la campaña arrancando esta noche.
Necaxa será uno de los encargados de protagonizar la primera noche de fútbol de la jornada nueve cuando visiten a las 21:05 horas al Puebla en el Estadio Cuauhtémoc en un partido que luce atractivo por el estilo ofensivo que tienen ambos equipos, combinado con el buen trabajo que hacen tanto Nicolás Larcamón como Jaime Lozano desde los banquillos. Necaxa viene de una dolorosa derrota en casa ante Monterrey en donde dejaron ir la ventaja que tenían para una vez más caer ante un rival fuerte de la liga siguiendo con la tónica de este torneo de sacar puntos ante los rivales del mismo nivel y caer ante plantillas más poderosas.
La principal preocupación para los Rayos es mejorar en la zona ofensiva al tener solo ocho goles en lo que va del torneo, es decir, el equipo promedia solo un gol por partido. Ya sea por fuera con Bryan Garnica y Edgar Méndez o desde el interior del campo con Dieter Villalpando, Necaxa necesita mejorar su producción ofensiva para darle oportunidad a Miltón Giménez o Facundo Batista de hacer daño en el arco rival. En el tema defensivo los Rayos han sabido mantener cierta solidez, misma que tienen que sostener esta noche ante un rival que genera muchas ocasiones de gol como Puebla.
Los de Larcamón tienen dos victorias, cinco empates y tan solo un descalabro en lo que va del torneo lo que los tiene en el sexto sitio de la competencia con once unidades, una detrás de Necaxa que está en el quinto lugar. Ambos equipos pueden ser considerados como caballos negros en la temporada y un choque luce como la oportunidad perfecta de conocer cuál de los dos tiene más chances de destacar este semestre.
En cuanto a los antecedentes, lo más destacado son los siete partidos consecutivos que suman estos equipos sin empatar cuando se enfrentan. Normalmente en el pasado reciente hay un ganador con cuatro victorias poblanas y tres para los Rayos. Los resultados se han ido altercando por lo que no hay un dominador claro en la serie, el último duelo quedó con victoria por la mínima diferencia para Necaxa en el Cuauhtémoc, por lo que los Rayos saldrán con la intención de repetir esa victoria y quedarse con los tres puntos para mantenerse peleando por un lugar directo a la liguilla.