Claudia Guerrero y Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se mantendrá el modelo de generación de energía con la CFE, tras el planteamiento de empresarios de permitir la inversión privada ante los apagones recientes.

En su conferencia matutina acusó que los privados dejan todo a expensas del mercado, por lo que debe mantenerse una empresa pública en este tema sin el único propósito de ver por sus ganancias económicas.

-Empresas de energía renovable pidieron al Gobierno abrirse a la inversión privada ante los apagones que se han registrado, ¿qué información tiene de esto ? ¿Se tomaría en cuenta?, se le preguntó.

«(CFE) es una empresa pública, pensamos distinto, ellos (los privados) todo lo quieren dejar al mercado y sostenemos que es importante mantener las empresas públicas, porque no tienen fines de lucro», argumentó.

El pasado 9 de mayo, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) consideró que es necesario que se abra la participación a la iniciativa privada en al generación eléctrica para evitar los cortes en el suministro.

«Con motivo de los recientes cortes en el suministro eléctrico que afectan a diversas regiones del País, y ante la declaración de emergencia eléctrica del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), el CCE y los organismos que lo integran hacen un llamado al sector público a trabajar en conjunto para fortalecer la infraestructura de la red de transmisión y distribución para mejorar la seguridad energética del País», señaló en un comunicado.

Esta mañana, el Mandatario aseguró que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mantiene todo bajo control ante los apagones registrados la semana pasada en diversas ciudades de la mitad del País.

«Ahora que se da esta situación especial porque ha habido mucho calor y más consumo, tuvimos problemas la semana pasada martes, miércoles y jueves, estamos organizados para que no se afecte todo el sistema.

«Afortunadamente la CFE controla todo el sistema y nos ayuda mucho a que si falta energía eléctrica, pueda transmitirse de otro estado, de otra planta, de una hidroeléctrica, de una termoeléctrica, eso nos ayuda y estamos trabajando en eso», explicó.

Cuando asumió la Presidencia, aseguró, más de la mitad de generación de energía estaba en manos de la Iniciativa Privada, pues se confabularon con «los conservadores» para destruir a la CFE.

«Lo cierto es que más de la mitad de la generación de energía eléctrica estaba a cargo de particulares, de empresas privadas, cuando llegamos. Llegamos a generar nosotros solo el 38% de la energía eléctrica y los privados 62%.

«Entonces, el plan que tenían los conservadores privatizadores era acabar con la CFE, destruirla, si se hubiese continuado así, si no hubiésemos llegado por voluntad del pueblo», abundó.

Afirmó que la adquisición de 11 plantas de Iberdrola permitirá aumentar la generación eléctrica a través de la empresa estatal y con ello garantizar que no aumenten los precios.

«Vamos a llegar al 60% en unos meses más, porque compramos 11 plantas de Iberdrola, precisamente para que la CFE tenga más presencia en la generación de la energía y que no aumenten los precios de la energía eléctrica, eso depende de nosotros.

«Cuando son particulares, ellos deciden, como pasa en otros países», insistió.

El pasado viernes, este diario reportó que las centrales prioritarias que la CFE impulsó durante la actual Administración llevan apenas un avance promedio del 70 por ciento.

De acuerdo con el Informe Anual 2023 de la CFE, entregado a la Bolsa Mexicana de Valores el pasado 25 de abril, la construcción de las cinco plantas de ciclo combinado llevaba un avance de entre 65 y 77 por ciento al cierre del año pasado.

La central Tuxpan Fase l registra un avance del 65.6 por ciento; González Ortega y San Luis Río Colorado están al 70 por ciento cada una. En cuanto a las dos centrales que se ubicarán en la Península de Yucatán, la de Riviera Maya (Valladolid), alcanzó el 74.6 por ciento, y la de Mérida, 77.6 por ciento.

REFORMA publicó ayer que las fallas en el sistema eléctrico que se han extendido en intervalos durante cuatro días han causado pérdidas millonarias en todos los sectores productivos.

Solo el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación de México (Index), que agrupa a 6 mil 440 establecimientos en todo el País, ha calculado que por cada hora sin electricidad las pérdidas son de 200 millones de dólares o unos 3 mil 356 millones de pesos entre sus agremiados.

En Querétaro, la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) informó que con los primeros apagones fueron afectados mil 940 negocios afiliados y que por la falta de pagos digitales las pérdidas habrían sido de más de 2.5 millones de pesos por hora.

Este lunes, el Presidente reprochó que el tema de los apagones se difunda porque dijo que se utiliza con fines políticos en el marco del proceso electoral.